Para solicitar información rellene el formulario



Líneas ICO 2018

¿Qué es?

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es un banco público que tiene la consideración como Agencia Financiera del Estado, con personalidad jurídica, patrimonio y tesorería propia. Esta entidad está adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa.

Funciones

Las funciones principales del ICO son promover y financiar diferentes actividades económicas y proyectos empresariales. Sobre todo, a las que por su transcendencia social, cultural, ecológica o tecnológica merezcan una prioridad ante otros proyectos.

El ICO dispone de diferentes Líneas de financiación para apoyar las inversiones de las empresas, así como, para atender sus necesidades de liquidez, ya sea dentro o fuera en España. Para conceder estos préstamos, el ICO actúa de una forma:

  • A través de Intermediarios Financieros: Las Líneas de Mediación o Líneas ICO, son líneas de financiación en las que el ICO actúa a través de las Entidades de Crédito, es decir, concede los fondos con la intermediación de las citadas Entidades. Por una parte, el ICO establece la dotación económica total y las principales características y condiciones financieras de las diferentes líneas de financiación. Asimismo, firma los correspondientes Contratos de Financiación con las Entidades de Crédito para la comercialización de las Líneas a través de sus redes de oficinas a las que se dirigen directamente los clientes interesados. Por su parte, son las Entidades de Crédito quienes asumen el riesgo de impago, se encargan del análisis y viabilidad de la operación, determinan las garantías a exigir, y deciden sobre la concesión o no de la financiación. Una vez aprobada la operación, dichas Entidades formalizan los correspondientes contratos con sus clientes con los fondos que le son entregados por el ICO. Las Entidades de Crédito responden en todo caso frente al ICO de la devolución de la financiación otorgada por éste, al igual que el cliente final responde frente a la Entidad, del cumplimiento de las obligaciones establecidas en la operación formalizada.